Ir al contenido principal

CÓMO HACER PEDIDOS AFORTUNADOS AL UNIVERSO



¿Consideras que la vida es injusta contigo? Te tengo noticias, cuando “SIENTES” ESO, entonces atraes más de eso a tu vida. El universo lee: sentimiento de que la vida es injusta. Y dice: ok, va para allá. Lee así tu pedido y envía personas y situaciones que colaboren con tu pedido. Tú pediste injusticia, eso es lo que te envía.
Lo interesante aquí es que uno está realizando pedidos al universo todo el tiempo a través de nuestras emociones, pero somos inconscientes de ello. Sólo vemos el paquete cuando llega y decimos: pero ¿quién ha pedido esto? ¿por qué la vida me está mandando estas desgracias, estos infortunios?
Pero el pedido lo has hecho tú!
Las personas que reciben cosas maravillosas lo hacen porque sus pedidos son maravillosos. Lo que hay que hacer es darnos cuenta de cómo hacemos pedidos al universo mediante emociones inconscientes.
Si tú piensas, sientes y dices: la vida es muy buena conmigo, la vida es muy generosa conmigo. Entonces eso es lo que te enviará: generosidad.
Si dices: la vida me envía maravillosas sorpresas todos los días, entonces eso recibirás. Porque el universo lee el pedido de tus emociones. No lo cuestiona, ni te dice: ¿de veras quieres eso? ¿no quisieras mejor esto otro? Jamás pregunta, sólo lee y dice: va en camino.
Así que comienza a pedir de manera más conciente. Date la oportunidad de sentir que la vida es maravillosa contigo. Si te detienes a analizarlo no es difícil, sólo enfócate en las cosas buenas que te ha dado la vida: tus padres, tu vida, tus hijos, tus amigos, qué se yo. Haz una lista de las cosas maravillosas que te ha dado. Luego permítete sentirte agradecido por eso y di: LA VIDA ES MUY BUENA Y GENEROSA CONMIGO.
Es todo, de esa forma el pedido estará realizado. No estés esperando el pedido, sigue viviendo y cuando menos esperes, verás cómo comienzan a llegar todas las bendiciones a tu vida.

Twitter: @carlosreyes17


Comentarios

Entradas populares de este blog

Si amas a alguien déjalo libre… (y si no, también. Nadie es de nadie. No mamen)

Todos hemos escuchado esa jalada de “Si amas a alguien, déjalo libre, si regresa es tuyo y si no, nunca lo fe”. ¡Escucha nomás esa mamada! ¿Si regresa es tuyo? Nadie es de nadie. No mamen y dejen de decir estupideces con tufos de romanticismo. De por sí la gente es tarada y luego les tiran más mierda. No mamen. Sé que van a decir que es “sólo un decir”. Decir mis huevos. El sufrimiento proviene de los apegos de en verdad sentir que esa persona es tuya o no. Dile a un padre que sus hijos no son suyos y se va a emputar. Va a decir que cómo chingados no, si a él o ella le costaron. ¡Mamadas! Nadie es de nadie. ¿Qué somos esclavos? ¿Somos todos putas de algún padrote? ¿Somos futbolistas del Real Madrid? (Digo, las estrellas del deporte tampoco es que sean libres, le pertenecen a la institución y a los patrocinadores. Son esclavos caros, pero ese es otro asunto). Si lo dejas libre y regresa es porque se aburrió y no encontró nada mejor por allá donde andaba, y nada más tú lo quieres.…

CÓMO PUEDES HACER PARA QUE TU PAREJA CAMBIE

De qué manera nos gustaría que el otro cambiara. ¿Cuántas veces no hemos deseado que cambie algunas actitudes nuestra pareja? Muchísimas veces hemos anhelado y eso, y no sólo por un fin personal y egoico, sino por el propio bien de la misma persona.

Si queremos que cambie su mal humor, o que deje algún vicio, no sólo lo queremos por nuestro bien, sino por el bien de la misma persona. Pero lamentablemente no podemos hacer nada al respecto, nadie tiene el poder de lograr cambiar a la otra persona, cada uno debe cambiar por sí mismo. No se puede ayudar a nadie que no desee ser ayudado. Así que ¿qué podemos hacer para que esto no nos afecte tan severamente? Y la respuesta es que lo único que podemos hacer es Comprender de manera intuitiva el dolor del otro.

Si el otro tiene actitudes autodestructivas, no es por gozo o decisión propia, es sólo que la persona no es conciente de su propia ceguera. ¿No lo crees? Yo propongo que nos preguntemos ¿yo sí soy conciente del mismo mal que me aqueja …

La Hiper-Responsabilidad

La hiper-responsabilidad engendra vergüenza y culpa. Ser responsable es una gran cualidad pero ser hiper-responsable sólo es un pozo traicionero, un veneno mental. Nos educan para ser mejores cada vez, para no detenernos, para esforzarnos al máximo, para no descansar nunca. Si te sientes satisfecho, eres un mediocre, porque siempre se puede mejorar. Eso es lo que te dicen, así que optas por creer que el perfeccionismo es una virtud, sin comprender que es una trampa y una fuente de dolor. Donde hay tensión no puede existir la paz. Cuando a un niño se le educa para ser demasiado exigente consigo mismo termina sufriendo mucho de culpa. Se convierte en una persona muy dedicada y logra buenos resultados por sus empeños, pero a la larga se vuelve obsesivo y terriblemente cruel consigo mismo, al grado de no perdonarse ninguna falla. Cuando este niño-adulto hiper-responsable comete algún error genera inmediatamente una enorme vergüenza tóxica y un profundo estado de culpa, a tal grado que aun…